30 de enero de 2011

Comportamiento extraño

Acertijo dominical, vamos allá ;)

Fotografía de Juan A. Garza Lozano
Volvía de mi turno de noche, y, como cada día, me resultaba imposible dormir viviendo al lado de los desagradables vecinos de la casa contigua. Cuando no estaban dando una fiesta escandalosa, estaban peleándose.
Esta vez no sería diferente, el ruido empezó antes de que pudiese descansar: primero los gritos, luego los objetos que volaban. Me levanté y vi cómo la mujer le estaba dando una paliza a su marido, de vez en cuando él lograba dar un buen golpe, pero no podía con ella. Lo sentí por él, pero en cuanto pude me volví para la cama a intentar dormir un par de horas.
¿Por qué no ayudo a mi vecino?

6 comentarios:

  1. los vecinos pueden ser animales???

    ResponderEliminar
  2. ... podría ser, pero los animales no "gritan" como tal.

    Considerémoslo válido, porque eso explicaría la falta de intervención por parte del narrador.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Para mí que jugaban al tenis jaj ^_^

    ResponderEliminar
  4. Hombre, los animales no se casan (y si son marido y mujer...), además de que, al menos si no estoy yo muy poco actualizado, no creo que hagan fiestas escandalosas, xD.

    Céfiro, lo del tenis me ha matado, jajajaja _O_

    -

    ¿Porque si pierde ya no hay ruido y por fin puedes descansar?
    O eso o eres una «feminazi» que considera que las mujeres deben pegar a sus maridos para equilibrar la balanza

    O, bueno, igual es porque la mujer es también más fuerte que tú y sabes que es causa perdida, xD. Aunque claro está que podrías llamar a la policía (lo cual me recuerda que, de no hacerlo, estarías cometiendo un delito :P)

    ResponderEliminar
  5. Pues la respuesta correcta es la de Céfiro! ;)

    RESPUESTA: Los vecinos del narrador están jugando al tenis (o al padel, o al badminton...).

    ¡Gracias a todos!

    ResponderEliminar
  6. Jaja, anda!

    Enhorabuena, Céfiro!

    ResponderEliminar