4 de noviembre de 2009

El misterio de la autopista

¡Buenas noches!

Hoy nos vamos a atrever con algo oscuro...



Un hombre negro conducía un coche negro por una autopista negra, llevaba las luces apagadas, la radio también apagada, no había luces que iluminaran la calle, y la luna no se veía. De repente, un perro negro irrumpe en la carretera y el conductor frena automáticamente sin atropellar al perro. ¿Cómo pudo distinguirlo?

¡Suerte!

3 comentarios: