30 de julio de 2009

Oscar-Claude Monet

No nos centraremos biográficamente en este magnífico artista, sino que daremos unas "pinceladas" generales (nunca mejor dicho) a los hechos que marcaron su estilo.

El 14 de noviembre de 1840 (París), Monet nace en una familia humilde y trabajadora, desde ya muy joven demuestra unas dotes especiales hacia la caricatura, nadie impide al adolescente cultivar su don, no obstante, el pintor noruego Eugéne Boudin alienta al mismo a estudiar las bases de la pintura, a practicar con óleos y técnicas que no atrofien su magnífico potencial.
Fue entonces cuando el paisajista afloró en su interior, él mismo lo reconoció años más tarde:

Finalmente, mis ojos se abrieron y entendí de verdad la naturaleza; al mismo tiempo aprendí a amarla.

En mayo de 1859, visita el Salon de París, el acontecimiento artístico más importante del año, aprecia entonces la calidad de Daubigny, de Alfred Stevens ... artistas contemporáneos que sin duda, influenciarán gran parte de su obra pre-impresionista.
A partir de entonces, sus amistades engloban a grandes autores del siglo XIX, Troyon, Monginot... gracias a la influencia de éstos, Oscar-Claude decide inscribirse en la Académie Suise, lugar donde puede trabajar con modelos.
En las décadas posteriores, Monet no hace sino mejorar su estilo inicial, preocupándose excesivamente por la luz y la atmósfera que ella misma crea.
Estas bases crearán el impresionismo .


Dicho estilo recibe el nombre de este cuadro, en él, las pinceladas gruesas y sueltas no pretenden retratar un día nublado cerca de un puerto pesquero, sino la atmósfera que acompaña al día, los colores que conforman esa realidad que él percibía.
En lo que concierne al estilo "impresionista" y a la obra culpable en cierto modo del mismo, Monet afirmaba :

Había enviado algo hecho en El Havre, desde mi ventana; el sol en la niebla, y en primer plano, algunos mástiles de navíos apuntando... Se me pidió el título para el catálogo, verdaderamente eso no podía pasar por una vista de El Havre; respondí : Poned "impresión".
Se convirtió en impresionismo y las bromas se propagaron.

Sin duda, cualquier obra de Oscar Monet nos resulta familiar, veamos algunas obras que nos muestren su innegable evolución:


Camille con vestido verde (1866)

Nos encontramos ante un retrato inusual de la esposa del artista, que obtuvo unas críticas de lo más variopintas en el Salon, no obstante, Émile Zola felicitó a Monet y siguió su trayectoria a partir de entonces.


La estación de Saint-Lazare (1877)

Una de sus primeras obras alejadas del realismo puro, con visos impresionistas en segundo plano. Los colores son vivos y el estudio de la luz ya está patente en el cielo y las locomotoras.

Es en 1883 cuando, tras haber inaugurado el 1 de marzo una exposición personal en la galería de Durand-Ruel, se traslada al pequeño pueblo de Giverny.
Éste hecho marcará su obra como veremos a continuación:


Mujer con sombrilla (1886)

Participa con trece telas (incluída la anterior) en la quinta Exposición Internacional en la galería Petit, su estilo comienza a depurarse y a abandonar todo convencionalismo.

Es entonces cuando realiza más de cuarenta lienzos estudiando la luz que recibe la catedral gótica de Rouen. Afirman que en cuanto cambiaba la luz, Monet cogía tabla y se disponía a captar otro momento lumínico.


La catedral de Rouen al atardecer (1893-1894)


La catedral de Rouen al mediodía (1893-1894)

En 1899 la enfermedad asola a la familia, causando la muerte de Suzzane hija de la pareja.
Decide centrarse en la creación de una nueva serie, los nenúfares.


Serie de Nenúfares (1908)


Monet siente deteriorada su vista en la primera década del siglo XX, esto unido a la muerte de su segunda esposa Alice en 1911, hace que el artista se recluya en Giverny pintando algunos de sus mejores cuadros, renombrados como "El jardín de Giverny" :


Los colores parecen arbitrarios, y los volúmenes se exageran.


Aunque sus problemas de visión se acrecentaran, Monet innovaba dentro de su propia obra.

En 1926, sus condiciones de salud empeoran. Le es diagnosticado un tumor y el 6 de diciembre muere.
Entre los presentes en el funeral celebrado en Giverny sin oraciones, están Bonnard,Vuillard,Roussel y Clemenceau.

Muchas gracias por vuestra atención y hasta la próxima.


2 comentarios:

  1. Me encanta el agua y los reflejos de los nenúfares, sobre todo del primero que has puesto;
    Pero lo que más me ha gustado dél siempre son las series de La estación de Saint-Lazare, siempre lo miro me parece que me ahoga ese humo; me dan ganas subirme la camiseta hasta la boca a modo de mascarilla, xD; en serio, la atmósfera que crea me parece soberbia (aunque quizás no pretendía dar esa sensación de cargado, a mí siempre me agobia pensar en estar ahí respirando)

    Gran post ^^. Aunque Monet no es mi favorito :P

    ResponderEliminar
  2. Me gusta su forma de separar la imagen en si del sentimiento que esta causa en nosotros,aunque es una tarea harto complicada teniendo en cuenta que cada uno percibe una cosa distinta y no todos nos paramos a fijarnos en lo mismo:Unos pararan a fijarse en los colores de los nenufares y otros se quedaran mirando como se combinan con las figuras deformadas que se ven en el lago
    (mira,estoy comentando como si fuera listo)
    (conste que ma lo digo con cariño)
    muy bueno

    ResponderEliminar